sábado, 12 de julio de 2014

LA ENERGIA NUCLEAR DESPUÉS DE FUKUSHIMA. EL PUNTO DE VISTA DE LA SASAKAWA PEACE FOUNDATION

En septiembre de 2012, la Sasakawa Peace Foundation publicó una extensa monografía[1] sobre el accidente de Fukushima, con el objeto de aprender las lecciones de la crisis internacional provocada por el accidente.

En primer lugar, se dice que los accidentes anteriores de Thrree Mile Island y Chernobyl, tuvieron un fuerte componente de fallo humano, sin embargo, el accidente de fukushima tiene su causa primera en un fenómeno natural. No obstante la gestión de la crisis tuvo componentes humanos que influyeron sobre el desarrollo de la misma.

El informe relata los hechos que llevaron finalmente a la contaminación del medio circundante a la central y a la exposición radiactiva de los trabajadores y de la población.  Relata también minuto a minuto la respuesta de distintos actores, incluido el gobierno, y cómo se hizo la evacuación.

Hubo sobre todo retrasos en tomar decisiones por temor a causar alarma entre la población.

El informe analiza también el impacto del accidente sobre la política nuclear de Japón y del resto de países con instalaciones nucleares. No se destaca ningún cambio especial, salvo una revisión de los criterios de seguridad en las centrales construidas y en los proyectos en marcha.

El impacto económico del accidente afecta a todos los sectores productivos japoneses y será de varias decenas de trillones de yenes.

El informe se pregunta entonces cuáles son los puntos más vulnerables de la seguridad nuclear. El accidente de Fukushima fue provocado por un tsunami, pero ¿podría ser provocado por un acto terrorista? La respuesta es afirmativa.

El informe viene a decir que de algún modo el accidente de Fukushima es el equivalente  al 11 de septiembre, a los efectos del cambio en la percepción pública sobre la necesidad de prevenir y actuar contra el terrorismo.

En cuanto a las lecciones que hay que aprender, el informe insiste en que las situaciones de crisis nos deben permanecer en manos de los responsables directamente afectados, sino que hay que hacer partícipes a todos los expertos que se consideren necesarios, y establecer un mando centralizado que se capaz de tomar todas las decisiones que haga falta, incluida la restricción de derechos individuales. Eso afecta al país en el que sucede el hecho, pero afecta también a su relación con los países cooperadores.

El informe da una extensa lista de recomendaciones de con habría de ser la relación entre Estados Unidos y Japón y de ambos con terceros países en caso de crisis.

El informe termina diciendo que el accidente de Fukushima ha destruido el mito de la seguridad nuclear en el que creía la población de Japón, y que lo primero que tiene que hacerse, aunque la alianza entre Japón y Estados Unidos es importante, es poner la nación en orden.





[1] The Fukushima nuclear accident and crisis  management  – Lessons for Japan- US Alliance Cooperation-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ONTOLOGÍA MODAL DE ARÍSTOTELES. EL FLAUTISTA.

La ontología modal, que se ocupa de los modos de ser, es un desarrollo típico de Aristóteles en el que nos presenta básicamente cuatro modos...