viernes, 11 de julio de 2014

LA ENERGÍA NUCLEAR DESPUÉS DE FUKUSHIMA (II). LA VISIÓN DE LA ESCUELA DE ALTOS ESTUDIOS DE LA DEFENSA

La  Escuela de Altos Estudios de la Defensa, que depende del Ministerio de Defensa  de España, publicó en mayo de 2013 una monografía sobre el accidente de Fukushima y  sobre su repercusión en el futuro de la energía nuclear.

Este análisis tiene un especial interés porque sirve de contrapunto con otra visiones, en el contexto del debate  sobre  si la energía  nuclear puede ser  una alternativa  razonable en la lucha contra el cambio climático.

Fukushima y Chernóbil

Al hacer un repaso de los accidentes nucleares, el informe distingue entre accidentes habidos en centrales dedicadas exclusivamente a la generación de electricidad y las centrales de uso dual: productoras de plutonio militar y energía eléctrica.

La central de Chernóbil era de este segundo tipo, y por lo tanto no contaría en el cómputo de accidentes de centrales nucleares generadoras exclusivamente de electricidad.

El accidente de Chernóbil tuvo como causa la realización de un experimento sumamente arriesgado y cuyos resultados eran previsibles de acuerdo con la literatura científica existente.

En cuanto a las consecuencias del accidente, éstas fueron menores de lo que se dijo en un principio. Se citan dos estudios realizados por organismos internacionales:un informe de la World Health Organisation, de 5 de septiembre de 2005 (Chernoby: the true scale of the accident); y otro de 2006 ( Health effects of the Chernobyl accident and special health care programmes).

De acuerdo con estos informes, la cifra de 200.000 muertes atribuibles al accidente quedaría en una cifra totalmente distinta: 300.

La gestión del accidente

La falta de suministro eléctrico fue el problema principal. Sólo uno de trece generadores diésel sobrevivió al tsunami.

El terremoto se produjo el 11 de marzo de 2011.  El 17 de mazo, se logró restablecer el suministro eléctrico de reactor 2. La hoja de ruta para la recuperación de la central se presentó el 17 de abril.

Respecto del impacto radiológico sobre los trabajadores de la central se dice que sólo 6 de ellos alcanzaron valores superiores a 250 milisieverts, mientras que 100 superaron los 100 milisieverts. Un balance que se considera positivo dadas las condiciones extremas que se dieron.


Escapes radioactivos

Entre el 12 y el 15 de marzo se produjeron hasta 15 escapes de sustancias radioactivas a la atmósfera.

El yodo radiactivo fue motivo de gran preocupación en los primeros días. Por ello se administró yodo estable a la población para bloquear su absorción a través del tiroides.

El problema del cesio es que queda depositado durante décadas y hay que hacerle un seguimiento durante todo ese tiempo.

Hubo escapes a la atmósfera, pero lo más preocupante es la descarga de isótopos de cesio a través de agua contaminada cuyas partículas han ido a parar a los fondos marinos. Esto impedirá la actividad pesquera y obligará a hacer un seguimiento del agua, de los fondos y de la fauna durante décadas.

En tierras habitadas, se admite que quedan problemas por resolver. Por ejemplo, dónde irán a parar tierras contaminadas que se ha retirados de lugares como los patios de los colegios.

Consecuencias para los planes de funcionamiento y construcción de centrales

El dice que el accidente no ha tenido consecuencias en la práctica para las 435 centrales que hay en el mundo, que producen el 14% de la electricidad que se consume, ni para las 60 centrales en construcción, en 14 paises, entre los que destacan China, Corea y Rusia.

La apuesta de los autores del informe está en la fusión nuclear. Aunque se admite que el proyecto ITER lleva 10 años de retraso, se confía en que las primeras centrales de fusión estarán en condiciones de comercializarse en el año 2050.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS MITOS PLATÓNICOS DEL FEDRO. EL CARRO ALADO, LAS CIGARRAS, THOT.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- EL FEDRO DE PL...