miércoles, 9 de julio de 2014

SOSTENIBILIDAD EN EL SIGLO XXI .ECONOMÍA ECOLÓGICA Y DECRECIMIENTO


Límites del crecimiento, sostenibildad y huella ecolológica


La sostenibilidad desde el Informe Bruntland (1987) aparece como un concepto fácil de definir teóricamente, pero muy complejo de concretar cuando se trata de llevarlo a la práctica.

Conceptos asociados a éste como la huella ecológica, también presentan dificultades a la hora de servirse de ellos en el debate político.

Ya bien entrado el siglo XXI, seguimos a vueltas con el término, tratando de buscar nuevos enfoques que puedan dirigir la acción práctica.

Nuevos enfoques

ROBERT CONSTANZA, junto con un equipo de autores, preparó un informe para la conferencia de Rio+20, en 2012, con el objeto de pasar revista  a las últimas ideas sobre sostenibilidad, desde el enfoque de la búsqueda de la  armonía entre economía, sociedad y naturaleza.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Building a Sustainable and Desirable Economy-in-Society-in-Nature


Report to the United Nations for the 2012 Rio+20 Conference as part of the Sustainable Development in the 21st Century (SD21) project implemented by the Division for Sustainable Development of the United Nations Department of Economic and Social Affairs


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El informe parte de que el escenario BAU, es decir, seguir haciendo lo que hacemos, es una utopía. El foco de atención debe cambiar desde la preocupación por los indicadores macroeconómicos (como el producto nacional bruto), hacia medidas del bienestar humano.

El término para referirse a la nueva economía es economía ecológica, una economía que trata de desvincular el bienestar del consumo. 

Los activos en esta economía son: el capital natural, el capital social o cultural, el capital humano y el capital construido (patrimonio de infraestructuras heredado).

De estos activos, el capital natural tiene la peculiaridad de que no es sustituible. Entonces las preguntas que hay que hacer son: qué recursos tenemos, cómo se distribuyen y cómo se utilizan.

A esta pregunta el informe responde que los objetivos que se ha fijado la comunidad internacional respecto de temas como la emisión de gases de efecto invernadero, o el uso de reservas, están estancados.

Superar esa situación pasa por un cambio de paradigma económico, sustituyendo el actual paradigma consolidado en Breton Woods, basado en el crecimiento indefinido, por otro que respete los límites ecológicos del planeta, que reduzca las desigualdades, protegiendo las oportunidades, que implante una serie de medidas encaminadas a mejorar la eficiencia de la economía global.


--------------------------------------------------------------------------------------------------
ENTRADAS RELACIONADAS:

LA SOSTENIBILIDAD, UN CONCEPTO NO TAN SENCILLO



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ONTOLOGÍA MODAL DE ARÍSTOTELES. EL FLAUTISTA.

La ontología modal, que se ocupa de los modos de ser, es un desarrollo típico de Aristóteles en el que nos presenta básicamente cuatro modos...