sábado, 27 de diciembre de 2014

LA LUNA ES UN SATÉLITE ATÍPICO. SU INFLUENCIA SOBRE LA VIDA EN LA TIERRA, O CUANDO LA ASTRONOMÍA SE ACERCA A LA ASTROLOGÍA

Hay docenas de satélites en el sistema solar, pero la probabilidad de que un planeta como la Tierra tuviese un satélite relativamente tan grande como la Luna era muy baja. Tiene casi un tercio del tamaño de la Tierra por lo que es más un acompañante que un subordinado.

La Luna juega además un papel muy importante para que la Tierra sea como es.

La Luna ejerce tres funciones básicas: produce mareas, equilibra el eje de rotación de la Tierra y ralentiza su velocidad de giro.

El efecto más importante es el segundo. Controlando la oblicuidad, se controlan las estaciones. Si no fuera por la presencia de la Luna, la inclinación del eje rotación variaría de forma mucho más errática por la influencia de Júpiter y del Sol, haciendo casi imposible la vida evolucionada, al menos en los continentes.

Según los cálculos de los astrónomos, llegará un momento en el que esta influencia benéfica de la Luna se perderá. De hecho, la Luna se aleja de la Tierra a razón de 4 centímetros al año. Bien es verdad que esto sucederá dentro de 2.000 millones de años. 

El origen de la Luna

Los científicos han comenzado a ponerse realmente de acuerdo sobre el origen de la Luna a partir del congreso que se celebró en Kona, Hawaii, en 1984, pasados ya varios años desde que se tuvo acceso a las muestras traídas en el viaje del programa Apollo,

La tesis que resultó de aquel evento es que la Tierra fue golpeada durante su proceso de formación por un proyectil del tamaño de Marte.

Restos de la colisión fueron expulsados al espacio y quedaron atrapados en la órbita formando un anillo al modo del que tiene Saturno. la Luna se formó por acreción a partir de este anillo, un proceso que quizás duró unos 20.000 o 30.000 años.






--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sobre la colisión:

ORIGIN OF THE MOON--THE COLLISION HYPOTHESIS 

D. J. Stevenson

Division of Geological and Planetary Sciences, California Institute of Technology,
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuando la Luna se formó estaba sólo  a unos 20.000 km. de la Tierra. Estando tan cerca  la duración de la rotación de la Tierra sería de 5 horas, y las mareas tan grandes que podrían alcanzar los centenares de metros.

LLegados a este punto, Peter Ward, que desarrolla esa cuestión en Rare Earth, se pregunta  qué probabilidad había de  que las cosas pasaran como pasaron. En realidad muy pocas, dice Ward. De todas las cosas que contribuyen a la posibilidad de la vida evolucionada en la Tierra, la presencia de un satélite tan grande es una de la más sorprendentes. Sin la Luna, dice, no habría pajaros. ni bosques, ni ballenas, y ni siquiera hubiera habido trilobites.

Si era una creencia de la antigua astrología que las estrellas y los planetas ejercen una gran influencia sobre nuestras vidas, finalmente, los astrónomos han descubierto cosas sobre el sistema solar que les acerca de algún modo a esa creencia. Acerca la astronomía a la astrología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ONTOLOGÍA MODAL DE ARÍSTOTELES. EL FLAUTISTA.

La ontología modal, que se ocupa de los modos de ser, es un desarrollo típico de Aristóteles en el que nos presenta básicamente cuatro modos...