miércoles, 24 de diciembre de 2014

QUÉ SABÍA TALES DE MILETO QUE NO SUPIERAN SUS CONTEMPORÁNEOS. EL AGUA COMO PRINCIPIO QUE GOBIERNA LA NATURALEZA

¿Podemos saber nosotros qué es realmente lo que sabía Tales de Mileto?


No exactamente. Pero podemos hacernos una idea aproximada gracias al exhaustivo análisis de las fuentes de información disponibles, hecho por algunos historiadores de la filosofía que han dedicado su esfuerzo a ello.

Un trabajo que sigue siendo extraordinariamente interesante es el que hicieron Kirk, Raven y Schofield, entre 1957 y 1983, publicado en inglés por Cambridge University Press, y en castellano por la editorial Gredos. 

De acuerdo con este trabajo, las fuentes de la filosofía presocrática son de dos tipos; las citas directas y los testimonios.

Citas directas

Las citas directas, extractos literales, se conservan en autores antiguos, pero bastante posteriores, desde Platón en el siglo IV a. C., hasta Simplicio en el VI d. C. Se pueden encontrar citas en Platón, que por cierto es bastante descuidado con ellas; en Aristóteles; Plutarco; Sexto Empírico; Clemente de Alejandría; Hipólito; Diógenes Laercio; las antologías del siglo V d. C., como la de Juan Estobeo, y por supuesto, Simplicio.

Es bueno saber que no necesariamente los autores de las citas vieron el original, muchas veces utilizaron sumarios, antologías o compendios de todo tipo, producidos en gran número en los siglos siguientes a la fundación de Alejandría.

Testimonios

Los testimonios, comentarios, comienzan también con Platón. que es el primer comentarista de los presocráticos. Sus juicios son a menudo exagerados y poco objetivos, aunque la información que da es sin duda muy valiosa, especialmente un pasaje del Fedón en el que da su punto de vista sobre la preocupaciones físicas del siglo V.

Aristóteles es el que realmente comienza a hacer un examen formal de las opiniones de sus predecesores. sobre todo en la Metafísca A, aportando juicios críticos y agudos, aunque sesgados por su consideración de los filósofos precedentes como todavía titubeantes en su progreso hacia las doctrinas físicas.

Pero es Teofrasto el que acomete más en serio la empresa de historiador de la filosofía. Escribe 16 libros de Opiniones de los físicos. Su obra se convirtió para el mundo antiguo en la autoridad normativa de la filosofía presocrática y es la fuente de la mayoría de las colecciones posteriores,organizadas bien por temas o por autores.

Aunque hay otra fuentes, como Heráclides Póntico o Cleantes, la fuente originaria principal es pues Teofrasto, más de doscientos años posterior a Tales. Eso no impide que se puedan cruzar informaciones y tratar de hacer reconstrucciones lógicas un poco más completas.

¿Qué sabia Tales?

Tales no es un físico teórico. Es estadista,ingeniero, astrónomo y sobre todo, navegante. aunque pronto se le atribuye la faceta típica del filosofo distraído.

La predicción del eclipse

Cuenta Herodoto que en el año sexto de la guerra que los Medos y los Lidios (585 a. de C.) venían haciéndose entre sí con igual fortuna, sucedió que cuando la batalla estaba trabada el día se convirtió de repente en noche; y que Tales el milesio había predicho a los jonios que iba a tener lugar es alteración del día. fijándolo en el año en que precisamente ocurrió.

No resulta verosimil que Tales conociera el mecanismo por el que los eclipses se producen. No lo cocieron los milesios que le sucedieron y no parece que él lo pudiera conocer ¿Cómo hizo la predicción entonces?

Kirk  y Raven defienden la tesis de que la predicción del eclipse debió haberse basado en una larga serie de observaciones empíricas y no en una teoría científica.

Los sacerdotes babilonios había hecho ya en el 721 a. de C., observaciones de los eclipses de sol por motivos religiosos y es posible que en el siglo VI, cuando vivió Tales, ya se tuvieran los ciclos de solsticios dentro los cuales podían acontecer eclipses. Es sumamente probable que la predicción de Tales se debiese a  su acceso a estos registros babilonios, ya que muchos griegos cultos visitaban Sardes en esa época.y que sus relaciones con Jonia eran muy estrechas. Que la información procediera de Egipto es menos probable ya que  no consta que los sacerdotes egipcios hicieran observaciones suficientemente detalladas y que las registrarán.

Aun con esos datos, no se podía predecir el fenómeno más que dentro de unos límites de tiempo bastante amplios. Es probables que Tales acertara el año del eclipse, pero fue un casualidad que sucediera el día de la batalla. Fue un golpe de suerte que le contribuyó sin duda a su fama de sabio.

El cómputo de la altura de las pirámides y de la distancia de los barcos en el mar

Jerónimo de Rodas le atribuye a Tales un método simple para medir la altura de las pirámides por sus sombra, observando el momento en que nuestra sombra es igual a nuestra altura, con lo cual no hubiera sido necesario plantearse la relación de triángulos semejantes, que es un razonamiento matemático un poco más complejo. Sin embargo esta relación si hace falta para calcular otra cosa que Eudemo le atribuye a Tales; medir la distancia de los barcos en el mar, utilizando dos varas, un para apuntar y la otra para hacer de nivel horizontal,  viendo el ángulo que forman y conociendo la altura del observador sobre el mar.

Con todo, no es necesario que Tales tuviera una teoría matemática de los triángulos semejantes, y de hecho no creó una escuela con intereses matemáticos. pero si le cabe la abstracción matemática suficiente para plantear problemas geométricos teóricos como la bisección de un circulo por su diámetro o la igualdad de ángulos de un triangulo isósceles, cosas que le atribuye Proclo siguiendo a Eudemo.

La osa menor


Tales atrae la atención de los navegantes jonios hacia ventaja de  utilizar la osa menor frente al uso de la osa mayor, para orientarse en el mar, algo que parece recoger de los fenicios.

La  autoridad intelectual de Tales

Todos estos conocimientos juntos, recogidos de territorios distintos, ordenados y repensados,  son los que le dan gran fama de sabio y razón por la cual parece que le otorgan la copa al hombre más sabio de Grecia.

Eso de más que sabía Tales le daba la autoridad de sabio y la capacidad para ser escuchado a la hora de hacer afirmaciones que empezaban a alejarse  de las explicaciones míticas  de Homero de Hesiodo:  todo procede del agua como principio primero: el agua es el principio de todas las cosas, el constitutivo originario de las cosas. Esta afirmación es la que le otorga el primer puesto en la historia de la filosofía ( o al menos en una de las dos líneas con las que se inicia la filosofía). 

Resultado de imagen de el agua en la naturalezala afirmación del agua como principio es menos simple de lo que parece. No se trata tanto de de que del agua surja todo lo demás, a modo de principio a partir del cual se origina todo, puesto que esa idea de principio en el tiempo es muy extraña para lo griegos, sino que el agua gobierna y reúne los demás elementos de la naturaleza. Lo que está negando entonces es más que lo que afirma. Niega que la naturaleza esté gobernada por el arbitrio de los dioses homéricos. la racionalidad filosófica de Tales naces pues en discusión con la racionalidad mitológica homérica.  

-----------------------------------------------------------------------------------------

La autoridad intelectual, y el poder que procede de ella, tiene su origen  muchas veces en pequeñas diferencias en el conocimiento o en la información que se posee. Por esa razón, la asimetría informativa ( el que unos dispongan de mejor información que otros ) es una fuente importante de poder.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ONTOLOGÍA MODAL DE ARÍSTOTELES. EL FLAUTISTA.

La ontología modal, que se ocupa de los modos de ser, es un desarrollo típico de Aristóteles en el que nos presenta básicamente cuatro modos...