lunes, 21 de noviembre de 2022

LOS DOS LADOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO: ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN. REVISIÓN POR PARES E IDEOLOGÍA.

El debate sobre el cambio climático no es un todo uno indivisible. Tiene dos lados claramente diferenciados: la adaptación y la mitigación. 

Pocas dudas caben sobre que el cambio climático se da y que se da con la tendencia hacia el aumento de las temperaturas. También se está siguiendo  con detalle el dato de ascenso del nivel medio del mar,  de lo que van obteniendo datos que apuntan a un ascenso de unos 3 mm/año. Todo ello, con variaciones locales que pueden ser más o menos importantes. Dicho esto, hay que entrar en no pocas matizaciones. 

El ascenso del nivel del mar, por ejemplo, obligará necesariamente a tomar medidas para adaptarse a la nueva situación. Esto significa que hay que retirarse de la línea de costa en algunos tramos, que defender la línea de costa, o ambas cosas.

El otro lado muy distinto de la cuestión es el que se refiere a la mitigación del cambio climático. Mientras que la adaptación trata con las consecuencias del cambio climático, la mitigación trata con la causas del cambio climático. 

Es en el lado de la identificación de las causas del cambio climático, donde las cosas se complican, es aquí donde se cruzan con más tensión la ciencia y la política.

Si se identifica como la causa del cambio climático la actividad humana industrial, entonces se pueden y se deben tomar medidas para actuar sobre esa causa. Si, por el contrario, se considera que las causas son naturales, o bien que existe una combinación de causas, entonces la medidas destinadas a disminuir la actividad industrial, y en concreto, la actividad industrial que genera gases de efecto invernadero ya no seria una prioridad calificable con la etiqueta de emergencia.

Son tales las consecuencias de la reducción drástica de la actividad humana que genera gases de efecto invernadero (GEI), que el conocimiento científico con certidumbre suficiente sobre la relación entre esta actividad y el calentamiento global es crucial para el inmediato futuro.  

Cuando se observa el consenso científico sobre el debate del cambio climático, se puede ver el trabajo de miles de científicos desarrollando su investigación sobre la base de unas tendencias de aumento de temperatura dada, en distintos escenarios de emisión de gases de efecto invernadero. Así, por ejemplo, se puede investigar cual será el efecto sobre el nivel del mar de un determinado incremento de temperatura, o cual será el efecto sobre un determinado ecosistema, o sobre una determinada población humana. 

Ahora bien, el número de científicos que trabajan sobre el núcleo del asunto, es muchísimo menor. Es decir, aquellos que se ocupan de la relación entre emisiones de GEI y  la variación climática. 

De lo que no cabe ninguna duda es de que este grupo se ve sometido a influencias externas de todo tipo. Cualquier técnico o científico que desarrolla una investigación y emite un informe como resultado de ella; sí hace una autocrítica de su trabajo, se da cuenta de que el resultado final de su informe no es el mismo si el peticionario es uno u otro. Existe un sesgo, provocado, consciente o inconscientemente, por lo que el peticionario espera que salga en ese informe.  (Este es un aspecto psicológico de la investigación científica y de la investigación tecnológica que puede resultar chocante si se tiene una visión de la ciencia como algo totalmente autónomo, pero que se comprende en cuanto se considera que la ciencia es una actividad que se realiza en un contexto social, del que no puede desprenderse).  

Siendo esto un hecho, al que la sociología de la ciencia ha prestado bastante atención, no cabe más remido que someter a una dura revisión por pares, peer review, las investigaciones; especialmente aquellas de las que dependen en cascada otras muchas investigaciones. 

Es bien cierto que la revisión por pares es un práctica común en la comunidad científica, pero no es menos cierto que es aquí, en el caso del cambio climático, donde nos encontramos con un problema de calado: ¿es posible una revisión por pares de todos los detalles que componen los modelos matemáticos implicados en el problema? ¿Es posible seguir todas elecciones realizadas en la selección de datos, la elección de los parámetros, las estrategias para despreciar anomalías? La respuesta a estas cuestiones es que todo ello es muy difícil.  Quizás por esta razón, lo que hacen equipos distintos de investigadores es componer cada uno de ellos su propio modelo sin revisar el modelo del equipo paralelo. De ahí salen modelos distintos...con resultados distintos, todos ellos equiprobables; pues  no hay forma de dilucidar cual de ellos ha hecho un trabajo mejor. El resultado final es un conjunto de modelos de los que en la práctica se obtiene el resultado divulgado como la media de los resultados obtenidos. 

Para el grupo que controla esta parte final de proceso deviene de forma natural el encauzamiento, sin forzarlo, en una determinada dirección. 

El caso del cambio climático es tan complejo que no queda claro dónde está el control de esta parte crítica del proceso de investigación. Un suceso de los primeros  años del milenio nos da una clave para intuir hasta qué punto este asunto es enjundioso. La administración Bush quiso intervenir sobre los resultados del IPCC a través del cambio de la persona del director. El hecho es que logró cambiar a Watson por Pachauri, que se suponía era más sensible a las implicaciones económicas de las medidas de la reducción de emisiones. A pesar del cambió de dirección, sin embargo, no cambió el sentido de los resultados científicos del IPCC. 

--------------------------------------------------------------------------------------------

EL INTENTO DE CAMBIAR LA LINEA DEL IPCC SUSTITUYENDO A WATSON POR PACHAURI. POR QUÉ NO FUNCIONÓ.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una interpretación de este hecho podría ser que los resultados eran tan consistentes que no era posible desviarlos de su rumbo. Pero esto sería abandonar los aspectos psicológicos y sociológicos de la ciencia, demasiado pronto. 

Unos años más tarde del cambio Watson-Pachauri, sucedió  el conocido asunto de los correos filtrados en la Universidad de West Anglia. Sobre este asunto se llevó a cabo una  concienzuda investigación que arrojó como resultado que no había habido deshonestidad científica en el tratamiento de los datos por parte de los científicos implicados. 

Está claro que no es un problema de deshonestidad científica, que sería finalmente detectada y cancelada. Al menos, no parece ser ésta la clave principal. En el otro lado del debate, tenemos el caso Lomborg, por ejemplo, sometido a la fiscalización del comité danés, que no  arrojó datos concluyentes sobre deshonestidad, tampoco en este caso. 

--------------------------------------------------------------------------------------------

¿PUEDE SERVIR LOS COMITÉS DE DESHONESTIDAD CIENTÍFICA PARA  GARANTIZA LA CALIDAD DE LA CIENCIA? REVISITANDO EL CASO LOMBORG

.............................................................................................................................................

En realidad. el asunto es más complejo todavía de lo que parece.

Del mismo modo que hemos dejado de lado la deshonestidad científica, dejamos también de lado las influencias externas groseras, de coacciones, chantajes o sobornos. No este éste el camino que no puede llevar a comprender las verdaderas claves de la investigación científica sobre el cambio climático.

Por un lado, el problema tiene que ver con los aspectos sociológicos racionales de la ciencia, como la búsqueda de reconocimiento y el desarrollo de una carrera profesional. Pero tiene que ver todavía más con el lado irracional de la ciencia. Tiene que ver con el núcleo duro de creencias que un científico no está dispuesto a cambiar sin lucha. ¿De dónde proceden y cuales son esas creencias?. Hay una inercia fuerte que lleva a sostener el núcleo principal del paradigma científico al que se pertenece.  

Por otro lado, y más importante para la investigación sobre el clima, tenemos la complejidad propia de los modelos matemáticos del tipo de los que se utilizan en la investigación del cambio climático. La selección de los datos que se consideran relevantes para el problema es aquí un asunto fundamental. ¿Hasta que punto influye esta selección de datos en el resultado obtenido?

------------------------------------------------------------------------------------------- 

FILOSOFÍA DE LA CIENCIA Y MODELOS CLIMÁTICOS. INDAGANDO EN EL NÚCLEO PROFUNDO DE LA INCERTIDUMBRE: LA INFRADETERMINACIÓN

--------------------------------------------------------------------------------------------

Cualquiera que sea la respuesta a las cuestiones arriba planteadas, de lo que no cabe duda es de que la corriente principal está trabajando intensamente para sostener las tesis básicas del cambio climático. Este trabajo no puede ser en ningún caso soslayado o despreciado. Pero tiene que ser interpretado desde la premisa de la enorme complejidad de los modelos matemáticos implicados.

LAS BASES FÍSICAS DE LA CIENCIA DEL CAMBIO CLIMÁTICO. ACTUALIZACIÓN 2021. IPCC. 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La actualización de 2021 comienza con un gráfico muy interesante. Este gráfico da la variación de temperatura medida y las variaciones de temperatura que resultan de los modelos. Los resultados del modelo se dan en dos supuestos: (1) teniendo en cuenta las variaciones naturales, debidas al sol y a la actividad volcánica, y (2) añadiendo el efecto de los gases de efecto  invernadero (GEI).

Las gráficas que representan estos datos son concluyentes: si tenemos en cuenta el efecto de los GEI el ajuste es prácticamente perfecto entre los datos medidos y los datos modelados.

Ahora bien, ¿es esto realmente concluyente?. Sin duda es una muy buena señal de las hipótesis teóricas pueden estar yendo por buen camino. No obstante, volvemos aquí a necesitar conocer los entresijos de los modelos utilizados. 

Es conocida la gran capacidad que tiene, por ejemplo, la teoría económica para explicar procesos ocurridos en el pasado, pero también es conocida la mucha menor capacidad para predecir el futuro. 

Lo que realmente valida una teoría es su capacidad predictiva. La teoría de la relatividad sólo quedó realmente validada después de haber sido capaz de predecir ciertos eventos astronómicos. Así, la relación causal entre la emisión de GEI y aumento de temperatura global debe someterse aun al veredicto de la predicción  cumplida. 

--------------------------------------------------------------------------------------------









No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS ROMANTICOS FILOHELENOS

  JOHN PENDLEBURY (1904-1941): EL ENAMORADO DE CRETA/JOHN PENDLEBURY Un fenómeno surgido a principios del siglo XIX fueron los románticos fi...