lunes, 21 de diciembre de 2015

¿TIENE SENTIDO EL ARGUMENTO ONTOLÓGICO DE SAN ANSELMO?


Le Bec

En la segunda mitad del siglo XI, después de un primer intento protagonizado por la escuela palatina de Carlomagno, y después del vacío filosófico del siglos X,  el conocimiento estaba empezando a salir de su refugio en  los monasterios. 

Las invasiones normandas del siglo X habían interrumpido el trabajo que se había estado haciendo en la escuela palatina impulsada por Carlomagno a principios del siglo IX, y durante prácticamente todo este siglo no se produce nada suficientemente interesante como para pasar a la historia de la filosofía.

En el siglo XI, sin embargo, Anselmo de Canterbury, en el monasterio de Bec, en Normandía, construye un argumento para demostrar la existencia de Dios, un argumento que considera tan evidente que por ello piensa que es inatacable y que habría de servir para que los creyentes se afianzasen en su fe y los no creyentes la abrazasen.

El argumento

La formulación del argumento es simple pero no trivial:

...El insensato ha dicho en su corazón: no hay Dios.

Resultado de imagen de dios medieval (Pero incluso) el insensato tiene que conceder que tiene en el entendimiento algo por encima de lo cual no se puede pensar nada mayor, porque cuando oye esto, lo entiende, y todo lo que se entiende existe en el entendimiento.
Y ciertamente aquello mayor que lo cual nada puede ser pensado, no puede existir sólo en el entendimiento. Pues si existe, aunque sólo sea también en el entendimiento, puede pensarse que exista también en la realidad, lo cual es mayor. Por consiguiente, si aquello mayor que lo cual nada puede pensarse existiese sólo en el entendimiento, se podría pensar algo mayor que aquello que es tal que no puede pensarse nada mayor.
Conclusión: existe sin duda, en el entendimiento y en la realidad, algo mayor que lo cual nada puede ser pensado, y a eso es a lo que llamamos Dios.

-----------------------------------------------------------------------------------------
En nuestro contexto intelectual al leer el argumento tenemos la impresión de que el argumento no es consistente, pero no es así para san Anselmo ¿Por qué?
--------------------------------------------------------------------------------------
La estructura del argumento es clara: 

Como a más generalidad más realidad, entonces lo más general es lo más real.

Como algo realmente existente es más perfecto que algo no existente o existente sólo en el pensamiento, entonces lo más perfecto existe realmente.

Como quiera que Dios es lo más general y lo más perfecto, y tanto lo uno como lo otro existen, 

entonces Dios existe.

-----------------------------------------------------------------------------------------

Ahora bien, el argumento presupone sin duda algunas cuestiones fundamentales.


Que Dios se piense como lo mayor, y que lo mayor sea lo más general y lo más perfecto, no es algo necesario. Dios, o  lo divino, en otras culturas distintas de la medieval europea del siglo XI, no necesariamente es el Dios padre todopoderoso del credo niceno, insertado en la mentalidad de todos los que habitaban ese tiempo. Para la mentalidad griega politeista  configurada por las narraciones mitológicas de Homero y Hesidodo, por ejemplo, esa identificación no sería en absoluto inmediata.

(Santo Tomás cuando critique el argumento de san Anselmo dirá que la idea de Dios no es intuitiva y que por lo tanto la existencia de Dios tiene que ser demostrada sin partir de esa idea). 

Con todo, no es éste el único  presupuesto fundamental del argumento.  Que lo general sea más real que lo menos general y que exista lo más perfecto son dos cuestiones todavía más fundamentales, que no dependen sólo del contexto cultural medieval cristiano sino que dependen del contexto filosófico concreto en el que se inserta el pensamiento de san Anselmo.

Que lo más general sea lo más real tiene sentido en el marco de la posición realista con respecto del problema de los universales. Para el realismo exagerado, en el que se ubica san Anselmo, el universal es antes que el particular y es más real que éste. Las especies están antes que los individuos contenidos en ellas. los géneros antes que las especies y así ascendiendo hasta lo más general. 

Por otro lado, la realidad se ordena en grados de perfección. La concepción está en Platón, en Plotino y en San Agustín; y más próximo a san Anselmo está en el Pseudodioniso y en Escoto Eriugena. En una serie finita ordenada en función de  grado de perfección, el final de la serie será lo más perfecto. 

Si no se comparten estos presupuestos, el argumento deja de tener sentido.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En definitiva la propia esencia de Dios, su ser, su naturaleza, su absoluta generalidad y perfección, implican necesariamente su existencia. De ahí el nombre de argumento ontológico que le dará Kant. ahora bien, se trata de una ontología concreta que postula la realidad subsistente de los universales, ligada también a una cosmología de corte neoplatónico sólo modificada por la introducción cristiana del creacionismo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En definitiva, la respuesta a la pregunta por el sentido del argumento es la siguiente:

El argumento ontológico tiene sentido en el contexto cultural e intelectual en el que se construye. Es decir, en el contexto cultural cristiano medieval, en el que la idea de Dios esta omnipresente; y en el contexto intelectual marcado por el neoplatonismo cristianizado, y en concreto, si se asume una posición realista respecto del problema de los universales: los universales, que es aquello que se dice de muchos, tienen existencia real.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Gaunilón, primer crítico del argumento


Ya en tiempos de san Anselmo, el fraile Gaunilón objeta que según esa argumentación si pensáramos en la isla más perfecta esa isla existiría realmente. 

Esa no es una objeción invalidadora del argumento, puesto que Gaunilon habla de una perfección relativa ( la más perfecta entre la islas) mientras que Anselmo se refiere a la perfección absoluta, lo más perfecto en términos absolutos. Por eso le responde que el argumento no vale para islas, solo vale para Dios.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
ENTRADAS RELACIONADAS:

El argumento ontológico de san Anselmo está estrechamente vinculado con la posición realista sobre el  problema de los universales.

EL PROBLEMA DE LOS UNIVERSALES ¿POR QUÉ FUE IMPORTANTE EN LA EDAD MEDIA?


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------





No hay comentarios:

Publicar un comentario

DE LA HIPÓTESIS DE PLATÓN A LA HIPÓSTASIS DE PLOTINO.

La teoría de sobre las hipóstasis es un capítulo del final de la filosofía antigua que suele desconcertar a los estudiantes. ¿Cuál es el énf...