jueves, 11 de mayo de 2017

SIGLO III. CRISIS EN EL IMPERIO, PLOTINO CONTRA LOS GNÓSTICOS

Resultado de imagen de imperio romano crisis del siglo iiiRoma. Siglo III

Tras la muerte del emperador Alejandro Severo, en el año 235 d.C., Roma sufre un convulso período de cincuenta años en los que el Imperio hubo de lidiar con amenazas externas e internas y una gran crisis económica: la crisis del siglo III

Hasta el ascenso al trono de Diocleciano, en el año 284, ocuparon el trono veintiséis emperadores, algunos fueron tan efímeros que no llegaron a estar un año en el puesto. 

El Imperio había pasado de expandirse a defenderse, y eso tuvo consecuencias.

Por un lado, ya no se capturan esclavos y disminuye con ello la mano de obra casi gratuita; por otro, los gastos de defensa aumentan, absorben el dinero disponible y producen inflación. Lo primero afecta más  a los grandes, que tienen más gastos y menos beneficios; lo segundo, afecta a los pequeños, puesto que las cosas que necesitan tienen precios que apenas pueden pagar. Con todo ello se retrae la actividad comercial, lo que a su vez perjudica a la industria con una gran caída de la demanda.

El incremento de los pagos de impuestos en especie, dado el poco dinero circulante,  hace que  los pequeños agricultores apenas tengan los alimentos necesarios para sobrevivir. 

El incremento general de la pobreza inicia un circulo vicioso ya que una mayor inseguridad dentro de las fronteras del Imperio hace disminuir aún más la actividad comercial por temor a ser asaltado durante los viajes. Los grandes latifundistas también se ven afectados y ante la imposibilidad de seguir exportando bienes se retiran de esta actividad y se reducen a la producción para los mercados locales.

Como resultado, mucha gente vive con un gran sentimiento de inseguridad vital y de ansiedad permanente. La búsqueda de sentido se acentúa. 

Se generan o se profundiza en distintas ofertas que tratan de aportar respuestas a la falta de sentido. El cristianismo es una de ellas. Dentro del cristianismo hay a su vez distintas corrientes. El gnosticismo es la más elitista y la más filosófica. Pero no lo suficientemente filosófica como para no recibir las críticas de la filosofía tradicional. 

Plotino, que llega a Roma aproximadamente en el año 246 d.C., vive de lleno todo el tiempo de crisis, y es de que hace una dura crítica  a los gnósticos.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
EL GNOSTICISMO UNA VISIÓN CRÍTICA DESDE LA FILOSOFÍA

Llamas Martínez, J.A
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El gnosticismo es una cosa complicada de definir, pero yendo a lo esencial, puede decirse que recogiendo tradiciones más antiguas, pasando por el judaismo, se llega al gnosticismo cristiano de los primeros siglos, con la característica fundamental de ser profundamente elitista, en el sentido de que sólo unos pocos son los elegidos que conocen las verdades y se salvarán. 

La idea de que alguien sea elegido por Dios no es ajena desde luego a la tradición judía, puesto que el pueblo de Israel es todo él en su conjunto el pueblo elegido. No resulta en este contexto tan extraño que puedan ser algunos los elegidos frente  a otros que por el contrario no lo son.

Cuando llega la crisis del siglo III, el gnosticismo no triunfa. Lo hará otra corriente del cristianismo que tiene como fuente principal a Pablo.

Pero eso no podía saberse entonces, por ello los gnósticos merecen la atención de Plotino, que en la Eneada II, 9, hace una dura crítica a los gnósticos. 

Jesús Igal en la introducción a las Eneadas de Plotino, resume las críticas de Plotino a los gnósticos en los siguientes términos:

a) Son antihelenistas. Van contra la tradición griega. 
b) Es un absurda teología. 
c) Es una mezquina cosmología, y
d) Contiene una antropología elitista 

----------------------------------------------------------------------------------------

¿Es el gnosticismo antihelenista?

Plotino no puede aceptar que los gnósticos desprecien a los filósofos griegos, y en particular a Platón, interpretándolos caprichosamente. Así, por ejemplo, Plotino les censura su desprecio del cosmos, y la no aceptación del mismo como bella copia del mundo inteligible. Les censura su mezcla de doctrinas, unas tomadas de Platón, aunque falseadas, y a la vez, combinadas con doctrinas que no tienen un origen en la cultura griega.

¿Cómo de absurda es la teología y la cosmología?


Los gnosticismos hablan de un ser supremo, imposible de conocer, que admite nombres diversos: el Bien o el Uno. Ese Dios se halla acompañado de una proyección de sí mismo a la que denominan Paz o Silencio, y  de aquí surge un segundo principio que es el Intelecto, y entre los dos dan origen a un tercero que se llamará Alma, Espíritu o Sabiduría.

Todos estos principios, emanaciones divinas surgidas del Uno-Bien-Trascendente, constituirán el PLEROMA o plenitud de la divinidad. 

Los primeros principios emiten una nueva pareja de Eones Divinos (Logos- Vida), y éstos, a su vez emiten otra nueva pareja ( Hombre - Iglesia). Todos estos seres forman "la Ogdoada" (ocho eones).

Posteriormente irán emitiendo toda una serie de eones hasta llegar a treinta. Constituido el Pleroma, los seguidores del gnóstico Valentin reconocen que en el Padre hay un deseo de manifestación, de derramamiento hacia el exterior; de ese modo se iniciará el proceso cosmológico.

El nacimiento del universo es resultado de una "degradación" de la divinidad. Luego los matices de cada corriente varían en función de las peculiaridades y el lenguaje mitológico utilizado. En este sentido para los seguidores de Valentín, el origen del universo radica en una pasión o deseo prematuro del Eón Sabiduría o Logos por conocer al Padre. Tal pasión provoca la "caída" o pecado de la Sabiduría. Esta caída significará el principio de la materia, del universo y será el origen del mal. 

De las pasiones divinas de la Sabiduría nace el Demiurgo, entidad clave en la Cosmología, eslabón entre la materia inteligible y la materia sensible, un intento artesanal de unir el relato del Génesis con categorías platónicas. 

PLotino ve un sinsentido en la multiplicación de  entidades y la introducción de un suceso perturbador (Caída de Sofía), que contradice el equilibrio y la armonía que por definición posee este mundo. Esta supuesta caída perturbadora del Eón Sofía se refiere a la creación, la cual le parece un relato absurdo, por cuanto complica los mitos de la creación del universo y de la aparición del demiurgo señalada por Platón en el Timeo.

Plotino no puede aceptar que el Demiurgo surja de la materia y por lo tanto sea malo como el propio Cosmos. En general ataca fuertemente la construcción fantasiosa y mitológica sobre la ideación del cosmos, la aparición del demiurgo y de la creación. Existe, según Plotino, una ignorancia básica sobre la consecutividad y jerarquía de la realidad, de la naturaleza del alma y del cuerpo y del papel de los astros

El ser humano y su salvación

El destino del ser humano no depende de su conducta sino que, ¿nace con una esencia que le determina a priori?

Por otro lado, el Salvador gnóstico es un ser puramente espiritual y divino, aunque necesite un cuerpo humano (Jesús) para desempeñar su función salvadora. El papel del Soter gnóstico, está bien claro, revelar al gnóstico el camino de la salvación. 


La parte esencial del ser humano es el Pneuma ( Espíritu), la cual se asemeja a un soplo consustancial de la divinidad de la que procede.  Debido a un desgraciado y complicado proceso ( mito gnóstico) esa chispa divina cae y vive prisionera en el cuerpo humano. El proceso soteriológico consistirá en la vuelta de esa chispa divina al Pléroma de donde partió. Para completar la Soteriología un ser divino ( el Salvador), desciende del Pléroma y con su revelación recuerda al gnóstico el camino.


Plotino ataca  la teoría de las tres razas de seres humanos: Pneumáticos, Psíquicos e Hílicos, pues considera que supone una arrogancia sin límites la aceptación de este determinismo antropológico ¿Quiénes formaban parte de la raza privilegiada, es decir de los que se salvaban por naturaleza? La aceptación de esta antropología supondría el rechazo de todo concepto de virtud ética. No sería necesaria la buena conducta ni alabar la excelencia de la virtud si tales ingredientes eran innecesarios para determinados seres humanos. Resulta impía, dirá también Plotino, una providencia discriminatoria. Respecto del mundo sensible y su mala opinión para los gnósticos Plotino sostiene que éstos no saben mirar al mundo sensible porque ni de lejos han vislumbrado el inteligible 


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La crítica de PLotino es una crítica próxima, hecha desde un pensamiento que suena parecido en algunos puntos.

-----------------------------------------------------------------------------------------

Ni la mística de Plotino ni la versión gnóstica del cristianismo atraen a las mayorías necesitadas de sentido en la profunda crisis económica y social del siglo III, lo hará el cristianismo en su versión paulina a la que se añade también la liturgia cultual del círculo joánico. 

-----------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DE LA HIPÓTESIS DE PLATÓN A LA HIPÓSTASIS DE PLOTINO.

La teoría de sobre las hipóstasis es un capítulo del final de la filosofía antigua que suele desconcertar a los estudiantes. ¿Cuál es el énf...