jueves, 26 de mayo de 2022

ETNIA Y PODER. CARTAGINESES Y FENICIOS EN IBERIA ¿ SON CÓMPLICES? ¿ SON HOSTILES?

Los fenicios tuvieron un presencia temprana e Iberia. Gadir fue quizás una primera fundación, aproximadamente del año 1000 a.C., y se conoce la actividad bastante continuada de los fenicios de Tiro, en Iberia, entre los años 900 y 600 a. C. Pero, ¿qué sucedió después de la caída de Tiro? ¿Fue sustituida la presencia de los tirios por los cartagineses ya en el siglo VI a.C.? ¿Se retrasó esta presencia realmente hasta la llegada de los Barca? Sea una cosa o la otra, ¿tuvieron los fenicios de Tiro complicidad y sintonía con los cartagineses por el hecho de formar parte de una misma herencia cultural?

----------------------------------------------------------------------------------------------


LOS FENICIOS DE LA PENÍNSULA IBÉRICA FRENTE A CARTAGO Y A ROMA:
CUESTIONES DE IDENTIDAD

MANUEL ÁLVAREZ MARTÍ-AGUILAR

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Parece que hay coincidencia entre los expertos en que la llegada de Amilcar lo es para recuperar algo perdido anteriormente en Iberia. Qué es lo que se había perdido exactamente y cuándo se perdió es más controvertido.

Parece también que se va consolidando la opinión de que la presencia cartaginesa en el suroeste de Iberia es crecientemente intensa desde mediados del siglo IV a.C. 

En esa hipótesis es posible que Gadir, después de la crisis que para Cartago supone la I guerra púnica, tome la opción de reafirmar su personalidad local, haciendo valer su antigüedad como fundación tiria, frente a la presencia cartaginesa, que sería de alguna manera expulsada.

Entonces tendría sentido que la llegada de Barca en el 237 a. C. fuera una recuperación de los intereses perdidos en la zona de Gadir. De hecho lo que se recuperaría es el control sobre la propia ciudad de Gadir.

Que los cartagineses y las ciudades antiguas fenicias, como Gadir, no fueran necesariamente aliadas, implica que cuando se decide la campaña contra Roma, en la segunda guerra púnica, la retaguardia en Iberia no esté asegurada. De hecho, hay rebeliones en Gadir, y con más probabilidad en la zona de Malaca, contra los cartagineses, a las que hay que atender. 

Esto sucede en el año 216 a.C. Cartagineses y romanos miden sus fuerzas navales en las bocas del Ebro. Los romanos salen mejor parados. Ocasión que aprovechan los tartesios de Gadir para rebelarse contra el control de los cartagineses. la rebelión es sofocada con relativa facilidad por Asdrubal, pero eso no significa que las cosas queden zanjadas definitivamente a favor de una fidelidad sin fisuras. Los tartesios, según se vayan desenvolviendo los hechos están dispuestos a apoyar a los romanos. Lo hacen así cuando los cartagineses les exigen acompañarles en la campaña hacia Roma. 

A medida que la guerra avanza, hacia el año 208 a.C. sólo la parte atlántica del entorno de Gadir no conoce de de afinidades con los romanos. Escipión ha llevado una política de acercamiento a los locales que tiene sus frutos. En el año 206, Gadir es el único refugio seguro para los cartagineses, pero aquí se produce también la rebelión.

Queda claro que el común origen étnico de cartagineses y fenicios no implica la alianza necesaria. Pero tampoco implica una alianza con los romanos. En el 197 a.C. hay rebeliones contra los romanos, que no parece responder a un motivo demasiado simple de subida de impuestos, sino a un fallo de las expectativas que los romanos habían generado con respecto con respecto de la organización política de estos territorios.

algún tipo de soberanía política había estado siempre detrás de los conflictos con independencia de la etnia de aquellos que intentaban monopolizar el poder. 
--------------------------------------------------------------------------------------------















  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LOS MITOS PLATÓNICOS DEL FEDRO. EL CARRO ALADO, LAS CIGARRAS, THOT.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- EL FEDRO DE PL...