martes, 8 de febrero de 2022

DOS DEFINICIONES BÁSICAS DE LA FILOSOFÍA GRIEGA: PHYSIS Y LOGOS. (repensadas por Heidegger).



LOGOS

El término griego λόγος se tra­duce por «palabra», «expresión», «pensa­miento», «concepto», «discurso», «habla», «verbo», «razón» o «inteligencia». A esta multitud de significaciones se han agregado otras, o derivadas de ellas, o combinando al­gunas de ellas; así, por ejemplo, λόγος ha sido usado asimismo para significar «ley», «principio» o «norma» (Ferrater Mora). Estas últimas expresiones muy útiles para algunas formulaciones de Heráclito, 

Se ha discutido acerca del origen del término. El verbo λέγειν se traduce por «hablar», «decir», «contar [una historia]». A este efecto se ha indicado que el sentido primario de λέγειν es «recoger» o «reunir»: se «recogen» o «unen» las palabras como se hace al leer (legere, lesen) y se ob­tiene entonces (como resultado de ese reunir) la «razón», «la significación», «el discurso», «lo dicho». 

Una de las traducciones que tiene para nosotros mayor rendimiento interpretativo es la de enlace de aquello que es diferente, que queda así conectado. De este modo, pueden aparecer los significados de logos como intermediario o intermediador: el logos en Filón de Alejandría, por ejemplo. 

Este Logos de Filón podría ser a su vez el precedente del Logos del evangelista Juan.


PHYSIS

El término φύσις es fundamental en el pensamiento griego. Suele traducirse φύσις por ‘naturaleza’. Así, el título περἰ φύσεῶς —título que se atribuye a varias obras, con frecuencia en forma de poema, de filósofos presocráticos— se suele traducir por Sobre la natu­raleza o De la naturaleza (De natura). En al­gún sentido esta traducción es aceptable si nos atenemos al sentido etimológico de ‘natu­raleza’, como voz derivada del latín Natura. En efecto, φύσις es el nombre que corres­ponde al verbo φύω (infinitivo φύειν), el cual significa «producir», «hacer crecer», «engendrar», «crecer», «formarse», etc., como en φύειν πτέρα, «crece alas» («le cre­cen alas») y φύειν ἄνδρας ἀγαθούς («pro­ducir hombres buenos [valientes]»); de ahí φύσας, «el engendrador».

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Logos, physis y el problema del ser.

Dice Marzoa:

El verbo legein  significa un «reunir» que tiene carácter discriminatorio, selectivo y caracterizarte, por ejemplo: buscar, recoger y juntar las piedras para construir un muro (no pueden ser cualesquiera), o recoger los huesos del muerto de entre las cenizas de la pira; por tanto un reunir que es a la vez separar, que concede a cada cosa su lugar, su carácter, su ser; esto es ciertamente lo que acontece en el decir, pero, antes de dar por entendido el que un verbo así signifique también «decir» debemos añadir dos observaciones: 

(1) La primera es que el legein del que aquí se trata no es el ejercicio de una facultad de cierto ente particular (llamémosle «hombre» o como queramos), sino que es el tener lugar de las cosas, el cual es, él mismo, no otra cosa que el Juntarse lo uno con lo otro en cuanto enfrentarse lo uno a lo otro (confrontarse?), es decir, justamente lo que significa legein; no entendido como oposición «lógica», sino como la distancia o abertura o brecha en la que consiste el que esto sea esto y aquello sea aquello, tal como el cielo es cielo porque la tierra es tierra y viceversa, el día es día porque la noche es noche y viceversa, los dioses son dioses porque los hombres son hombres y viceversa, etc. No decimos que más allá del decir «humano» haya otro legein que sea el tener lugar de las cosas,. la abertura, etc.; lo que decimos es que lo que hay en el decir logrado, en el poema que lo es, no es la operación de un «sujeto» o ente particular, sino precisamente el legein como la distancia o abertura de la que acabamos de hablar, la cual no ocurre de otro modo ni en otra parte que precisamente en el decir logrado, en el poema que lo es. 

Aproximación filológica Felipe Martinez Marzoa

(2) La segunda es que en el legein griego se confunden las formas de lo que etimológicamente son dos verbos distintos; ninguno de ellos tenía en indoeuropeo el significado de «decir»; uno significa el «reunir» al que ya nos hemos referido; el otro es un «poner» con el sentido de «dejar yacer»; en griego los dos significados pertenezcan a las mismas formas y que entonces, en griego, no antes, a esas formas les corresponda también el significado de «decir»; la presencia  del «poner» como «dejar yacer" confirma que el mencionado reunir discerniente y discriminatorio es el reconocer a cada cosa su lugar, el poner o dejar ser cada cosa en su ser propio".
En términos parecidos se expresa T. Oñate en una a pie de página. En realidad, esta coincidencia se debe a que ambos toman estas consideraciones de Heidegger

( El ser se impone al decir, que, cuando es logrado, cuando hay comunicación, es reconocer y distinguir el ser de una cosa del ser de otra).

 "Physis significa presencia y apariencia; añadamos que tal presencia o apariencia jamás aparece en contraposiciones del tipo de lo que nosotros llamamos «apariencia frente a realidad»; por el contrario, esa palabra que significa presencia, significa a la vez la virtud íntima y profunda (incluso precisamente oculta) de algo; finalmente digamos que physis; significa todo esto porque significa el crecer, brotar, nacer o llegar a ser; aclaremos incluso que ello no comporta limitación del ámbito de aplicabilidad de physis; al de aquellas cosas de las que nosotros decimos que «brotan», «crecen» o «nacen»; al contrario, en principio nada (ni el hombre, ni el dios, ni el templo, ni la polis) está excluido de tener physis;. El que physis; signifique presencia en los términos que acabamos de describir induce a establecer una relación con lo que hemos dicho del sentido aristotélico de «ser» como mostrarse, aparecer, presencia. Sin embargo, la consideración de physis introduce un elemento nuevo, desde el momento en que hemos dicho que la presencia es ahora a la vez virtud profunda (incluso oculta) y que esto tiene que ver con que la palabra significa brotar, surgir, salir, abrir, romper (a) ; la presencia consiste ahora en un enfrentamiento, distancia, ruptura, brecha o desgarro. Quizá con esto, y con lo dicho de legein, empezamos a verle algún sentido al hecho de que en los fragmentos de Heráclito los usos marcados de physis; y los de logos; designen visiblemente lo mismo".

(Logos es el decir lo que es cada cosa es distinguiéndola de otra; decir sobre su ser intimo y profundo, su physis. 

Esa physis es presencia pero presencia oculta, entonces ese desocultamiento es aletheia), 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------










No hay comentarios:

Publicar un comentario

ONTOLOGÍA MODAL DE ARÍSTOTELES. EL FLAUTISTA.

La ontología modal, que se ocupa de los modos de ser, es un desarrollo típico de Aristóteles en el que nos presenta básicamente cuatro modos...