jueves, 11 de marzo de 2021

FILOSOFÍA PRESOCRÁTICA. TEXTOS Y CONTEXTOS

Aunque pueda resultarnos quizás sorprendente, la filosofía presocrática puede ofrecernos, todavía hoy, sugerencias muy interesantes. 

Para acercarnos al pensamiento presocrático de un modo no obvio, debemos tomar algunas precauciones y acudir a algunos conocimientos sin los cuales lo que leamos no tendrá sentido, o casi peor, tendrá un sentido reducido o distorsionado.

La primera precaución es la de atender a las fuentes textuales originales. Aquí lo que hay que saber es que los textos conservados son extremadamente escasos, singularmente para ciertos autores. Esto significa que no debemos caer en el error de asignar a tal o cual autor afirmaciones no hechas por él. 

Aproximación filológica Felipe Martinez Marzoa

Para interpretar esos textos pueden seguirse algunas estrategias. 

Una estrategia con larga tradición es la aproximación filológica al problema. Con ello, de lo que se trata es de desgranar el significado que tenía el vocabulario utilizado en el momento en que se escribió el texto, tanto para el que escribe como para los oyentes a los que el texto se dirigía. Expresiones como arjé, apeiron, logos, etc., deben ser cuidadosamente analizadas bajo este punto de vista.

Otra estrategia muy útil consiste en atender a los contextos. 

Sin duda, el primer contexto oportuno es el conjunto de textos del autor y el de los otros autores, si los hay, con los que éste discute o a los que sigue.

Tenemos además otros contextos pertinentes: el geográfico (que nos da una especie de geofilosofía), el histórico o el cultural; pero, para que estos contextos adquieran verdadera potencialidad interpretativa, hermenéutica, se ha de indagar en ámbitos más complejos, para lo cual se necesita  un esfuerzo arduo de comprensión. 

Afortunadamente para nosotros, gran parte de este trabajo ya está hecho: Niestzche, Heiddeger, Gadamer, Vattimo,...


Lo que resulta de este esfuerzo ya realizado es un doble inicio para la filosofía, en el que cada uno de los dos caminos puede contextualizarse en un conjunto de mitos y racionalidades  con raíces profundas.  Podemos ver dos árboles con sus raíces, enraizados no obstante en el mismo suelo griego.


 

De acuerdo con esta forma de ver las cosas, tenemos, por un lado, una tradición pitagórica cuyas raíces estarían en la mística órfica. Por el otro lado, la tradición que se inicia en Tales, cuya raíces se hunden en la teología racional délfica, vinculada con el oráculo de Delfos.

A su vez, estos dos caminos se oponen, y esto les da cierta unidad, a una tercera visión: la de la textualidad de los mitos tradicionales de Homero y de Hesiodo. Frente a ésta, los dos caminos son lo mismo: filosofía. 

¿Cómo sabemos que estamos en una línea correcta de interpretación?

Una pista clara nos la da el hecho de que la comprensión lo es del conjunto y no de tal o cual parte concreta. Cuando todas la piezas empiezan a encajar es que estamos teniendo cierto éxito.

-------------------------------------------------------------

 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

PRESOCRÁTICOS Y SOFISTAS. LOS TEXTOS Y LOS CONTEXTOS.

Para acercarnos al pensamiento presocrático de un modo no obvio, debemos tomar algunas  precauciones. Una primera precaución es la de atende...