martes, 28 de octubre de 2014

EL ASCESO DEL SUR Y EL CAMBIO TECNOLÓGICO


La magnitud del ascenso


El ascenso del Sur, de acuerdo con el PNUD, no tiene precedentes en velocidad y escala. 

Nunca antes en la historia, las condiciones de vida y las perspectivas de futuro de tantas personas habían cambiado tanto ni tan rápido. 

Gran Bretaña, donde se originó la Revolución Industrial, tardó 150 años en duplicar la producción per cápita; Estados Unidos, que se industrializó más tarde, tardó 50 años. En ambos países, la población era inferior a 10 millones al iniciarse la industrialización.

En contraposición, el despegue económico actual de China e India comenzó con alrededor de mil millones de habitantes en cada país, por lo que cada país duplicó su producción per cápita en menos de 20 años, una transformación que afecta a cien veces más personas que  la Revolución Industrial. En China solamente, más de 500 millones de personas han salido de la pobreza.


El problema de la desigualdad


Ahora bien, casi un cuarto del valor del IDH, el 23%, se pierde a causa de la desigualdad. Entre1990 y 2005, las tendencias del IDH ajustado por la desigualdad correspondientes a 66 países indican que la desigualdad general se redujo solo de manera marginal, porque la disminución de la desigualdad en salud y educación fue contrarrestada por un aumento de la desigualdad en el nivel de ingresos.

Desde el año 2000, en América Latina, a diferencia de las tendencias mundiales generales, se ha reducido la desigualdad en el nivel de ingresos, aunque su distribución sigue siendo la más dispar de todas las regiones.

África Subsahariana registra el mayor grado de desigualdad en la salud, y Asia Meridional en la educación.


Interpretación de los avances y dificultades desde el análisis del cambio tecnológico


La desigualdad


Algunos de los hechos que se están produciendo son explicables desde el punto de vista de los análisis teóricos de las peculiaridades de los cambios tecnológicos.

El cambio tecnológico produce efectos desiguales allí donde se aplica. Esta cuestión ha sido estudiada en numerosos casos que proceden de distintos campos de aplicación de la tecnología

Uno de los efectos  diferenciales del cambio tecnológico es por ejemplo la salida de la producción de aquellos productores con menores capacidades para incorporar innovaciones tecnológicas.

La mecanización de un sector puede provocar el aumento de los costes de producción hasta tal punto que aquellos productores que no tienen los recursos propios suficientes para financiarla, tienen que endeudarse  y pueden acabar abandonando. Otro de los efectos frecuentes es el ahorro de mano de obra y la consecuente pérdida de puestos de trabajo en el sector, y también se pueden producir cambios en la calificación de los puestos de trabajo.

Esto es no solo así a pequeña escala, ni en fases concretas de los procesos de avance tecnológico. Es una peculiaridad esencial de la tecnología que puede rastrearse históricamente. Saber hacer uso de los avances tecnológicos está en la base de los grandes procesos históricos de acumulación de poder.

La relación entre tecnología acumulación de poder, es una de las razones fundamentales de la prevención contra la técnica que es un lugar bastante común en filosofía de la tecnología. Lo que se puede decir a favor de la tecnología es que la desigualdad no significa necesariamente que los que no han resultado especialmente favorecidos por un avance tecnológico hayan quedado en posición pero que antes del proceso innovador. Esto es lo que hay que vigilar especialmente, que haya avances para todos, aunque algunos resulten más beneficiados que otros.

Las ventanas de oportunidad


Los países en desarrollo parecen perseguir un blanco móvil, en expresión de Carlota Pérez.
Sin embargo a veces es posible abrir ventanas de oportunidad, evitando apuntar a blancos equivocados. Esto requiere información de cuál es la fase en que se encuentra una determinada tecnología, pero sobre todo requiere una serie de esfuerzos que el país en desarrollo tiene que realizar.

Es necesario el dominio tecnológico, lo cual significa que algunas personas habrán de tener el saber hacer social, técnico y económico suficiente.

Los años en los que se practicó la sustitución de importaciones, dice Pérez, dieron la impresión falsa de que podían lograrse éxitos extraordinarios solamente invirtiendo en instalaciones, equipos y tecnologías maduras; sin demasiados esfuerzos en aprendizaje y capacitación.

En el nuevo paradigma (de producción en red), o quizás diríamos ahora paradigma digital, es más importante que nunca el desarrollo de la capacidad para aprovechar la información y el conocimiento. La tecnología ocupa un lugar central en las políticas de desarrollo y la reforma educativa debe mejorar la calidad de los programas técnicos y debe poner el acento en el proceso de aprender a aprender y de aprender a cambiar.

En los países en desarrollo, hay, o podemos decir ahora, había, una distancia entre la universidad y la industria que frustra el trasvase de las innovaciones que se generan en los laboratorios, por lo que finalmente los tecnólogos se convierten en simples apéndices de la comunidad científica, con sus métodos, escalas temporales, valores y actitudes.
Carlota. Pérez,concluye en su análisis realizado a finales de los noventa, que el modelo de estado nacional  desarrollado después de la segunda Guerra Mundial debía ser redefinido y reinventado.

El Estado ha de ser a la vez fuerte y descentralizado, decía. El estado nacional debe ser capaz de asumir el papel de promotor de consensos entre los distintos protagonistas que han surgido como consecuencia de la dispersión del poder: empresas globales, medios de comunicación, grupos de interés organizados y organizaciones no gubernamentales.

Parece que los países que más han avanzado en la última década están encontrando estos nuevos modos de Estado, un estado proactivo. Hay que seguir la pista de este proceso.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

.


No hay comentarios:

Publicar un comentario